Un perro callejero a punto de morir es salvado por un ángel guardiáп. Un viaje de esperanza y segunda oportunidad. 

Un perro callejero a punto de morir es salvado por un ángel guardiáп. Un viaje de esperanza y segunda oportunidad. 

Los perros callejeros que luchan por sobrevivir en las calles son una vista muy desgarradora. Estos perros estáп perdidos y carecen del amor de alguien.

Algunos de ellos encuentran compañía en una jauría de otros perros con quienes pueden correr y tener alguna posibilidad de sobrevivir, pero aún así, la vida en la calle es muy difícil para ellos.

En la ciudad capital de Argentina, Buenos Aires, el problema de los perros callejeros es especialmente ɡгаⱱe. Aunque todas las ciudades tienen perros sin hogar, en esta ciudad el número es alarmante.

En diciembre de 2017, Pía, una amante de los animales, recibió la noticia de un perro que simplemente corría en círculos. Cuando lo encontró, estaba extremadamente delgado, sin pelo y con los ojos apagados.

Pía no podía contener las lágrimas al verlo y se preguntaba cómo nadie había ayudado a este pobre perro. Lo llevó al veterinario, pero las perspectivas eran sombrías y parecía que no sobreviviría la noche.

El veterinario le aconsejó a Pía esperar un par de días y ver cómo evolucionaba. El perro necesitaba atención constante las 24 horas.

Los días siguientes fueron un desafío para ambos. El perro no podía comer y seguía perdiendo peso. Además, había perdido la fuerza en las piernas y no podía caminar. Pía estaba preocupada, pero se mantuvo a su lado, brindándole apoyo incondicional.

Hubo momentos en los que Pía pensó que toda esperanza estaba perdida, pero el perro demostró una increíble determinación. Comenzó a comer y luchó con todas sus fuerzas para ponerse de pie nuevamente. Quería vivir y no se rindió. Pía lo llamó Hércules, en honor a su fuerza y valentía.

Con el tiempo, las cosas comenzaron a mejorar de verdad. El brillo volvió a los ojos de Hércules, se hizo más fuerte y su pelaje empezó a crecer nuevamente.

¡Mira a Hércules ahora! Es difícil reconocerlo en comparación con el estado en el que se encontraba cuando Pía lo encontró. Pero gracias al amor y la dedicación, ha vuelto a la vida.

Cuando llegó el momento de encontrarle un nuevo hogar, Pía simplemente no pudo separarse de él. Sabía que tenían que quedarse juntos.

Qué historia tan maravillosa, realmente conmueve hasta las lágrimas. ¡Comparte esta historia para honrar a este ángel y héroe animal, Pía! ¡Gracias por ser quien eres!

Mit

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *